4 tips para una rutina facial nocturna

4 tips para una rutina facial nocturna

Se dice que para crear un hábito lo tenemos que repetir durante 21 días seguidos. Realmente es más sencillo, cuando nos ponemos una meta y estamos totalmente convencidos de lo que queremos lograr, sin darnos cuenta creamos uno o varios hábitos hasta alcanzar nuestro objetivo.

El cuidado de la piel o skin care es uno de esos hábitos que simplemente no pueden faltar en nuestro día a día y más aún cuando nuestro rostro está constantemente expuesto al sol y al ambiente.

¿Por qué es importante tener una rutina nocturna de cuidado facial?

Durante la noche, nuestra piel descansa, se regenera, se limpia y respira. Cuando dormimos liberamos melatonina (la hormona del sueño) y consecuentemente descienden nuestros niveles de cortisol (la hormona del estrés). Este proceso permite que naturalmente nuestra piel comience a depurarse, es decir, elimina todas esas sustancias a las que está expuesta durante el día. Además, se regeneran las fibras de colágeno y elastina.

Es por eso que es fundamental que ayudemos a nuestra piel con tratamientos nocturnos. De acuerdo a la dermatóloga de la Clínica Indisa, Claudia Moreno, en la noche nuestra piel absorbe todos los principios activos sobre ella. Por lo tanto, es fundamental que la rutina comience con una limpieza suave para remover células muertas, impurezas y el maquillaje. A continuación, se pueden aplicar cremas con ácidos grasos con la idea de restaurar la capa externa de la piel.

Rutina facial nocturna 100% clean beauty

Ahora sí llegamos a lo bueno. Ya conocemos los beneficios y la importancia de tener una rutina facial nocturna, así que el siguiente paso es encontrar los productos que nos ayuden a llevarla de la mejor manera, pero no te preocupes, para eso estamos.

Paso 1- Desmaquillante:

Como sabemos, es importante que nuestra rutina comience removiendo efectivamente el maquillaje. En YEMA hemos desarrollado uno de nuestros ‘best-sellers’ de cuidado personal, el Desmaquillante Bifásico con Nopal . Un producto clínicamente probado, que además es rico en polifenoles y vitamina C, dos grandes antioxidantes que ayudan a proteger a las células de cualquier daño que puedan ocasionar los radicales libres en la piel.

Paso 2- Limpieza con agua micelar:

Tras desmaquillarnos, es importante hacer una limpieza facial profunda y para eso no hay como el agua micelar, la cual también te hidratará la piel. Su aplicación es prácticamente idéntica a la del desmaquillante. Por supuesto, en YEMA tenemos un Agua Micelar con Caléndula, que además de aportar los increíbles beneficios de las micelas, recibes también los de la caléndula, como actividad antiinflamatoria, antiséptica, antibacteriana y cicatrizante.

Paso 3-Hidratación con mascarilla:

Una vez que limpiamos por completo nuestro rostro, ahora llegamos a un punto clave, el de la hidratación. Para esto recurriremos a un método utilizado por la mismísima Emperatriz Cleopatra, así es, usaremos leche de burra. La Mascarilla Facial Hidratación con ácido hialurónico, el cual junto con la leche de burra hidrata tu piel y la deja realmente suave. Además, esta mascarilla ayuda a prevenir la aparición de arrugas y tonifica nuestra piel.

Paso 4- Nutrición con crema de noche:

El toque final para una rutina facial de noche simplemente perfecta. Tras limpiar e hidratar nuestra piel, ahora queremos que nuestra piel absorba los nutrientes que le hacen bien. La Crema Facial de Noche YEMA contiene un 93% de ingredientes naturales, entre ellos la vitamina E la cual es un antioxidante natural que ayuda a combatir el daño por los rayos UV y mejora la superficie de la piel, ayudando a evitar un envejecimiento prematuro. Esta súper crema hecha en Francia también tiene sal marina, que funciona como microexfoliante para remover imperfecciones.

Las ventajas de los productos clean beauty.

Al igual que todos nuestros productos de cuidado personal, los que te recomendamos para tu rutina facial de noche son 100% clean beauty. ¿Qué significa esto? Que omitimos todos aquellos ingredientes que son dañinos tanto para tu piel, como para el planeta (por ejemplo no usamos parabenos ni derivados del petróleo).

Además, cuando un producto está catalogado como clean beauty nos aseguramos de que no se realizaron testeos de irritabilidad, ni de ningún otro tipo, en animales. Es por eso que en toda nuestra línea de cuidado personal puedes encontrar el sello de libre de crueldad.

Y por último, pero no por ello menos importante, está la priorización de los ingredientes naturales en todas las fórmulas. Este tipo de productos buscan aprovechar todos los beneficios de los ingredientes naturales, como el nopal en nuestro desmaquillante bifásico o la caléndula en nuestra agua micelar. Así de fácil, así de bueno.

Eduardo Catalán

Equipo de desarrollo de producto de Cuidado Personal

Publicado el lunes 25 ene. 2021