Sanitizando tu ambiente

Publicado

Por Javier Miranda - Editor digital del Mundo Y


Procurar nuestro sistema inmune es una prioridad en todo momento, pero ahora que estamos pasando por una crisis de salud a nivel mundial, es todavía más imperativo. Y mientras sí existen muchos suplementos alimenticios que puedes tomar y productos de limpieza que desinfectan a profundidad, la manera más eficaz de hacerlo es mediante simples hábitos diarios. En este artículo te platico maneras sencillas en que puedes minimizar tu exposición a gérmenes y echarle la mano a tu cuerpo para defenderse de ataques externos.

Lavarse las manos correctamente:

Sí, sí hay una manera correcta de lavarse las manos, y de acuerdo con este estudio, lavarse las manos adecuadamente reduce el riesgo de contraer enfermedades de las vías respiratorias en un 54%. Súper vale la pena mecanizar la técnica correcta, ¿no crees? Se recomienda tallar con enjundia todas las áreas de las manos, incluyendo la parte posterior y entre los dedos, con agua tibia y harto jabón, por al menos veinte segundos. Se recomienda también secarse las manos con un secador o toalla de papel desechable, contra una toalla normal, que podría albergar tierra y/o bacterias. Ni siquiera tiene que ser jabón antibacterial rimbombante ni mucho menos, el típico jabón de manos de tocador es suficiente, siempre que se siga esta técnica de lavado completa.

Asimismo, saber cuándo lavarse las manos es de igual importancia. Las principales son:

  • Después de ir al baño
  • Antes y después de comer
  • Después de tocar superficies que no hayan sido desinfectadas
  • Después de toser, estornudar o sonarse
  • Antes de tocarte los ojos o la boca (como cuando te quitas los lentes de contacto o pasarte el hilo dental)
  • Después de estar en contacto con alguien que ha estado estornudando o tosiendo

Medidas para el gym:

Hacer ejercicio es fundamental para mantenerse sano pero los gimnasios son cultivos de gérmenes, por lo que en estas épocas complicadas se recomienda evitarlos. Vete a la playa, a la pista de tartán o explora nuevas colonias donde puedas correr sin tanto semáforo o interrupciones molestas. En internet puedes encontrar rutinas de ejercicio para todos los gustos. Al final te dejo algunas que yo ya hice y recomiendo. Pero si de plano no te gusta nada de eso o quieres ir a echar taco de ojo al gym (que se vale), sólo sigue estos simples pasos de higiene básica:

Primero: Pásale una toallita desinfectante a los aparatos que vayas a usar, justo antes de usarlos. Lo mismo con bicis estacionarias, elípticas, tapetes de yoga, lockers y todo. Por lo regular, el gimnasio tiene a la mano, pero si no, lleva las tuyas. El gel antibacterial funciona de igual manera, sólo ten cuidado de no dejar el aparato todo húmedo para que el siguiente usuario no se saque de onda.

Segundo: cuida tus pies. Los vestidores, saunas, vapores y todo eso pueden ser un caldo de cultivo muy desagradable, mejor llévate unas chanclitas y listo.

Tercero: lleva tus propias cosas. Desde toalla, tapetes, guantes, TRX, todo eso. Es buen idea marcarlos con un plumón indeleble antes para reconocer los tuyos al final, por si alguien más hace lo mismo.

Limpia tus dispositivos

Todos estamos tocando constantemente celulares, tablets, compus, volantes y todo tipo de cosas, por lo que es primordial limpiarlos. No obstante, es importante no usar toallitas ni limpiadores caseros para los dispositivos. Esto porque la mayoría tiene una capa protectora en la pantalla que se va deteriorando con estos limpiadores. La mejor manera de hacerlo es con un trapito que no suelte pelusa, ligeramente húmedo, con tantito jabón. Ojo de no hacer demasiada espuma, que eso sí podría estropear por completo tu dispositivo y ni con arroz lo salvas. Me ha pasado, créeme. También ayuda si no te llevas el cel al gimnasio o al baño, por ejemplo. Y de paso reduces tu tiempo en pantalla, por cierto, que nunca está de más. Límpialos un par de veces al día, mínimo.

La ropa y los trastes

Por último, activa el ciclo de sanitización de la máquina lavatrastes y lavaropa. Por lo regular estos ciclos usan más agua y luz, pero hay situaciones en que valen la pena. Si estuviste en contacto con alguien que estornudaba mucho, el transporte público o lugares muy concurridos, la mejor idea sería usarlos para una higiene más profunda. La ropa del gym, definitivo pásala por este ciclo.

Van rutinas de ejercicio que puedes hacer en casa o en el parque:

TRX

Pilates

Cardio de bajo impacto

Crossfit

Box

Espero que estos tips te hayan servido. Hoy es más importante que nunca cuidarnos unos a otros.

Si tienes dudas, puedes mandarme tus preguntas a [email protected]