Las picositas, saludables y naturales

Las picositas, saludables y naturales

En YEMA buscamos crear los productos de todos los días con las fórmulas más naturales, deliciosas y saludables. Uno de nuestros compromisos más grandes es reinventar el consumo consciente en México y lo buscamos hacer mediante productos con etiquetas limpias, es decir sin ingredientes que sean dañinos para la salud.

La salsa es un infaltable en prácticamente todas las alacenas de las familias mexicanas. Con ella acompañamos gran parte de los platillos típicos de nuestra extensa cocina. ¿Qué sería de un taco, unas enchiladas, unas quesadillas, un sope o una carnita asada sin salsa? Sólo por mencionar algunos de los platillos que son inimaginables sin salsa.

Al ser un elemento tan importante en gran parte de lo que comemos, las opciones en el mercado son muchísimas. En un supermercado convencional encontramos cientos de variedades de salsas de todos los sabores, olores y colores que nos podamos imaginar. Así que es normal que surja la pregunta, ¿En qué son diferentes las salsas YEMA?

Salsas bajas en sodio

El sodio es un ingrediente que buscamos reducir considerablemente en nuestras recetas y con nuestras salsas no es la excepción. El exceso de sodio provoca la retención de líquidos y aumenta la presión sanguínea, por lo que aumenta el riesgo de padecer problemas renales y cardíacos. Las salsas que hemos desarrollado tienen 71 mg de sodio por porción (de 30 g), por lo que es un producto considerado como bajo en sodio porque contiene menos de 140 mg por porción (según NOM-086).

Sin glutamato monosódico

El glutamato monosódico es otro ingrediente que buscamos omitir en nuestras fórmulas. Aunque no hay un estudio conclusivo que demuestre que es un aditivo peligroso, decidimos removerlo para acostumbrar el paladar a disfrutar de alimentos no ultra-procesados. Muchos productos lo suelen contener ya que es un potenciador de sabor.

tabla salsas

Salsas artesanales

Aunque buscamos que nuestros productos sean saludables y naturales, esto no significa que sacrifiquemos el sabor. Es por eso que también nos centramos en que el proceso de elaboración sea de la más alta calidad y por eso elegimos el artesanal. La elaboración artesanal se refiere a técnicas tradicionales o manuales, pero con el apoyo de la tecnología moderna para siempre asegurar la inocuidad alimentaria. Es un proceso más lento, pero por ser más cuidadoso, permite una calidad única.

Salsas picosas y deliciosas

Las salsas YEMA son elaborados con más del 70% de tomate. ¿Qué buscamos con esto? Un sabor intenso, auténtico y delicioso, porque tus platillos favoritos se merecen las mejores salsas.

Nuestra salsa verde está hecha con chile serrano, uno de los consentidos en la comida mexicana por ser fresco, sabroso y picosito. Por otro lado, nuestra salsa roja está hecha con chile chipotle, el cual (como dato curioso) es el chile jalapeño seco. Tiene un sabor y picor único que seguramente ya conoces.

Así son las salsas YEMA: Verde con Chile Serrano y Roja con Chile Chipotle, naturales, saludables, deliciosas y picositas. ¿Estás [email protected] para probarlas?

Si tienes dudas, puedes mandarme tus preguntas a [email protected]

Si quieres leer más del tema, puedes revisar las fuentes en las que me apoyé:

Antonio Giovannitti

Retail and Operations Lead en YEMA

Publicado el viernes 27 mar. 2020