¿Por qué incluir flúor en nuestra pasta de dientes?

Publicado

Por Eduardo Catalán- Equipo de desarrollo de productos de cuidado personal


No es ningún secreto que gran parte de las pastas de dientes contienen flúor. Desde nuestras primeras visitas al dentista escuchamos sobre este compuesto por sus beneficios en nuestra salud bucal. Sin embargo en los últimos años, empezó a tener mala fama. Te contamos por qué lo hemos incluido en nuestra pasta de dientes.

Beneficios del flúor

Para empezar, el flúor nos ayuda a proteger nuestros dientes reduciendo la fragilidad del esmalte: les da mayor dureza y los hace más resistentes a la acción de los ácidos presentes en los alimentos que comemos a diario, los cuales provocan caries dentales.Tiene efecto sobre las bacterias formadoras de las caries dentales inhibiendo su metabolismo, su adhesión y agregación a la placa bacteriana.

Es por eso que es un compuesto esencial en una pasta de dientes que busca una acción anticarie. Al ser un producto que forma parte de nuestros hábitos, esto nos permite estar fortaleciendo los dientes todos los días. Igualmente, nuestra salud bucal se ve beneficiada al cepillar los dientes todos los días con una pasta con flúor porque los protegemos contra bacterias.

Riesgos del uso excesivo de flúor

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas con el flúor. Es un compuesto que si no se usa de la forma correcta puede provocar fluorosis dental; una condición que produce ralladuras o manchas blancas en los dientes y puede llegar a producir manchas oscuras en casos muy graves. Es más probable que llegue a aparecer a temprana edad y ocurre principalmente por una ingesta exagerada de flúor. Así que es importante saber que no es para nada recomendable tragar la pasta de dientes.

La decisión de si íbamos con una fórmula con flúor o sin flúor no fue para nada sencilla. Aunque, finalmente decidimos que son más sus beneficios, que sus déficits y que comunicando correctamente su uso, podíamos evitar sus riesgos.

Naturalmente una mejor pasta de dientes

Todo lo desafiante que resultó la elección de una pasta con flúor o sin flúor, fue totalmente lo contrario con otros ingredientes. En YEMA teníamos clarísimo los que no íbamos a invitar a formar parte de nuestra pasta de dientes. Empezamos por desarrollar una fórmula sin colorantes, algo que suele estar en gran parte de las pastas de dientes comerciales.

Los colorantes provocan que poco a poco se pierda el blanco natural de los dientes. Está en gran parte de las pastas de dientes, en forma artificial o en algunos casos en forma natural. Incluso cuando éstas suelen presumir un efecto blanqueador. Nuestra pasta no tiene colorantes de ningún tipo y obtiene su color de forma natural, por sus ingredientes.

Otro elemento que quisimos omitir fueron los sulfatos. Estos funcionan como detergentes en diferentes productos (hacen espuma), sin embargo pueden llegar a ser abrasivos y provocar dolor en los dientes. Por eso, nosotros usamos otro tipo de ingredientes para generar el mismo efecto de espuma, priorizando tu salud y bienestar.

Por último, también decidimos hacer una fórmula libre de parabenos. Son utilizados en varios productos de cuidado personal como conservadores. Sin embargo, la mayoría son de origen sintético y pueden generar reacciones alérgicas hasta alterar el equilibrio hormonal. Por eso nunca los usamos en nuestros productos.

Así es nuestra Pasta de Dientes Sabor Menta, un producto hecho en México y al igual que toda nuestra línea de cuidado personal, es libre de crueldad animal. Un producto tan bueno para ti, como para el planeta.

pasta de dientes

Si tienes dudas, puedes mandarme tus preguntas a [email protected]

Si quieres leer más del tema, puedes revisar las fuentes en las que me apoyé: