¿Todas las frutas deshidratadas son saludables?

¿Todas las frutas deshidratadas son saludables?

Las frutas deshidratadas son una excelente opción como alimento en tu desayuno, postres, o simplemente como snack o antes de hacer deporte. Ya sea un mango deshidratado con o sin chile, rodajas de manzana, piña, arándanos, etc., hay muchas maneras de consumir estos alimentos dulces y prácticos. Las ventajas de estos productos es que nos aportan vitaminas, minerales, carbohidratos como fuente de energía, antioxidantes en algunos casos, fibra y un delicioso sabor pero, ¿todas las frutas deshidratadas son saludables?

Al hablar de frutas deshidratadas: mango, piña, manzana, entre otras; se refiere a frutas que han atravesado un proceso de deshidratación para perder la mayor cantidad de agua y prolongar su vida de anaquel. Aproximadamente un 75% de agua se pierde después de aplicar un proceso de deshidratado. La ventaja de estos alimentos es que son prácticos, fáciles de consumir, concentran una mayor cantidad de nutrientes en menor porción y puedes almacenarlos durante más tiempo.

Existen distintos métodos de deshidratación los cuales impactan en la calidad de la fruta deshidratada.

Métodos de deshidratación

Frutas deshidratadas por sulfitado

El sulfitado consiste en bañar la fruta con una solución de metabisulfito de sodio con agua durante unos minutos. Este compuesto evita el crecimiento de hongos y bacterias, además de funcionar como antioxidante para la preservación del producto durante más tiempo(1). Posteriormente la fruta es colocada a altas temperaturas para que pierda la mayor cantidad de agua posible.

Ventaja: larga vida útil.

Desventaja: ingerir grandes cantidades de este conservador puede causar problemas como náuseas, vómitos, alergia, irritación de bronquios y asma(2).

2. Azucarado o cristalización

Frutas deshidratadas por azucarado o cristalización

Durante este proceso la fruta se somete a una solución de agua con azúcar, se hierve y entonces la solución comienza a sustituir el agua de la fruta. A este fenómeno se le conoce como ósmosis: las soluciones con diferentes concentraciones de azúcar se desplazan hasta igualar la concentración, es decir, el agua con azúcar tiene mayor concentración que el agua de la fruta, por lo que el agua con azúcar desplaza el agua de la fruta y se queda dentro de la misma(1). Una vez terminado el proceso, la cantidad de agua en la fruta es mínima y la cantidad de azúcar mayor, por lo que puede comenzar el proceso de secado y los azúcares ayudarán a conservar la fruta por más tiempo.

Ventaja: proceso rápido y barato, la fruta sabe más dulce.

Desventaja: proceso eleva la cantidad de azúcares, lo cual hace que el producto no sea apto para todo tipo de personas, además de incrementar las calorías del producto.

Frutas deshidratadas por deshidratado natural

En este proceso no se añade ningún tipo de compuesto para ayudar a la conservación de la fruta. Se busca reducir la mayor cantidad de agua, dejando la fruta con menos del 10% de agua. Para llevar a cabo este proceso es necesario cortar las frutas en rodajas o piezas delgadas para facilitar la exposición al calor en todas las partes de la fruta. Las rebanadas se colocan en una bandeja y posteriormente, en un horno se calienta la fruta hasta evaporar la mayor cantidad de agua(1).

Ventaja: el hecho de que no contenga azúcar o algún aditivo hace que el alimento sea saludable y apto para un mayor número de personas, además de contener sólo las calorías de la fruta. No es necesario añadir más azúcar, ya que al perder agua, sus nutrientes y sabor se concentran en porciones más pequeñas, por lo que son más dulces y conservan su sabor original.

Desventaja: proceso más costoso y tardado. Vida de anaquel más corta: entre 5 y 9 meses.

Para todas las frutas deshidratadas YEMA elegimos el proceso de deshidratación natural para conservar sus propiedades y su sabor, sin necesidad de añadir azúcar.

Así que la próxima vez que tengas antojo de algo rico y saludable, te recomendamos un delicioso fruto deshidratado, ya sea que lo prepares con un poco de chile o al natural. Toma en cuenta que éste no tenga aditivos ni azúcares. Amarás su sabor y textura, además de llenarte de energía.

Ten en mente que al perder agua una fruta de 200 gramos se concentra en 10 gramos de producto. ¡Un pequeño puñado bastará para un saludable snack!

Si tienes cualquier pregunta, no dudes en escribirme a [email protected] y con gusto intentaré responderlas.

Referencias

  1. Todos los beneficios de las frutas deshidratadas Elheraldo.co. 2019
  2. Sitios.dif.gob.mx. 2019
  3. E223 - Metabisulfito de Sodio. ADITIVOS ALIMENTARIOS. 2019

Iram Solís

Ing. en Biotecnología y Jefe de Desarrollo de Producto

Publicado el martes 5 may. 2020