Untables como aliados contra el colesterol malo

Publicado

Por Mitzi Piñeiro - Equipo de desarrollo de productos


pan con crema de avellana

¿Crema de cacahuate y crema de avellanas para combatir el colesterol malo? Sí, suena algo contradictorio y es común que relacionemos estos productos como dañinos para nuestra salud. Esto se debe principalmente a que las versiones más comerciales de estos untables, suelen tener una gran cantidad de azúcar añadida, aditivos artificiales y grasas hidrogenadas (grasas trans). Sin embargo, te queremos contar un poco sobre lo que pasa cuando estos productos están hechos de ingredientes 100% naturales.

Una de las consecuencias más comunes de consumir excesos de grasas saturadas e hidrogenadas, es la elevación de los niveles del colesterol LDL (lipoproteínas de baja densidad) mejor conocido como colesterol “malo” en sangre. Se le conoce así, debido a que se acumula en las paredes de las arterias generando su endurecimiento y estrechamiento, ocasionando enfermedades cardíacas.

La forma de prevenir la acumulación del colesterol

“malo” LDL es consumiendo omegas y alimentos ricos en grasas monoinsaturadas, ya que éstas ayudan a elevar los niveles del colesterol HDL (lipoproteínas de alta densidad). Éste se conoce como colesterol “bueno” gracias a que ayuda a transportar todo tipo colesterol al hígado para que posteriormente sea desechado. Claro, esto sin olvidar la importancia de realizar ejercicio cotidianamente y llevar una dieta balanceada.

Por eso, los omegas son componentes que no pueden faltar en nuestra dieta. Los omegas son ácidos grasos esenciales, es decir, son aquellos que el cuerpo no puede producir de manera natural. Entre sus funciones, ayudan a la formación de eicosanoides, los cuales son moléculas de señalización con una amplia gama de funciones en el sistema cardiovascular, pulmonar, inmunológico y endocrino del cuerpo.

¿Dónde podemos encontrar omegas?

En pescados como el salmón, en frutos secos como el cacahuete, avellana, almendra, nuez, o en aceites vegetales como el de aguacate. También existen suplementos que nos pueden ayudar a cumplir con el requerimiento diario, sin embargo, en el Dietary Guidelines for Americans 2015-2020, se menciona que las necesidades nutricionales deben cubrirse primero por medio de los alimentos, ya que la comida contiene otros nutrimentos esenciales como vitaminas, minerales y fibra. La comida fortificada y los suplementos alimenticios pueden ayudar a proveer uno o más nutrimentos que quizá de manera natural consumiríamos menos de la cantidad recomendada.

Puedes alcanzar tu requerimiento en omegas consumiendo fuentes de frutos secos como la crema de cacahuate, avellanas y almendras. De igual manera, optar por cocinar con aceites vegetales como canola o de aguacate, ricos en grasas monoinsaturadas y omegas.

En YEMA queremos ayudarte a que obtengas los nutrimentos que necesitas por medio de tu dieta para equilibrar tus niveles de colesterol. Te invitamos a conocer nuestros untables hechos con frutos secos.

Crema de cacahuate

Nuestra Crema de Cacahuate es 100% natural, sin azúcar añadida, ni aditivos artificiales. Es endulzada con monk fruit, un endulzante natural que no aporta calorías. Ideal para acompañar tus comidas o como postre, un gusto dulce que no empalaga.

Crema de cacahuate


Crema de avellanas

De igual manera, no queremos que te prives del sabor de nuestra deliciosa Crema de Avellanas 78%, la cual está elaborada con 78% avellanas como su nombre lo indica, cuando las versiones comerciales suelen contener solo entre el 13-16%. Además es sin aceite de palma, sin derivados lácteos, 100% natural y 1,000% deliciosa.

Crema de avellana

Si tienes dudas, puedes mandarme tus preguntas a [email protected]


Si quieres leer más del tema, puedes revisar las fuentes en las que me apoyé:

  1. Mayoclinic.org. (2019). Nivel de colesterol alto - Síntomas y causas - Mayo Clinic.
  2. Ods.od.nih.gov. (2019). Office of Dietary Supplements - Omega-3 Fatty Acids.
  3. U.S. Department of Health and Human Services and U.S. Department of Agriculture. 2015 – 2020 Dietary Guidelines for Americans. 8th Ed. Diciembre 2015.