Conoce tus vinos mexicanos

Breve historia del vino en México

El vino, como muchas otras cosas, fue traído de España en la época de La Conquista. Poco después de que llegara Hernán Cortés a México, el rey de España, Carlos V, ordenó que todos los navíos con destino a las Américas, trajeran viñas y olivos para plantar. A partir de entonces, dado el clima propicio, sobre todo en el norte del país, se empezó a desarrollar una industria vitivinícola próspera. A principios del siglo XVIII, Francisco Javier Clavijero, sacerdote jesuita, delega la primera plantación de vinos en Baja California, que a la postre sería la región vinícola más importante del país. Los vinos de las colonias empezaron a rivalizar con los vinos españoles y los productores del viejo continente presionaron al rey para que se dejaran de producir de este lado del Atlántico. De modo que a principios del XIX el rey da la orden de quemar los cultivos en las provincias americanas y dejar solamente las indispensables para el vino de consagrar, pero no se cumple.

Después de la independencia, los vinos importados se gravaron con un 20% de su costo, contra los nacionales, que sólo se les impuso el 12%. Se hicieron grandes plantaciones en las regiones de Tehuacán (no sólo es una marca de agua mineral) y Celaya. Es hasta principios del siglo XX que las principales casas vinícolas se asientan en Baja California, específicamente en la región del Valle de Guadalupe. Y a partir de 1940, que la producción en Europa se vio fuertemente disminuida por la Segunda Guerra Mundial, que realmente despega la viticultura en México. (1)

Principales regiones vinícolas en México

Las zonas productoras de vino en México son 7 principales: Coahuila, Querétaro, Aguascalientes, Zacatecas, Baja California, Durango y Sonora.

Querétaro: con un clima muy particular, templado, con lluvias frecuentes y ligeramente húmedo, los dos municipios productores tienen condiciones favorables para el cultivo de la vid: Tequisquiapan y Ezequiel Montes. Las uvas principales son: Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, Malbec y Sauvignon Blanc. Algunas de las casas productoras de la región son Freixenet, Vinos Hidalgo y Ezequiel Montes. (2)

Baja California: Desde Mexicali hasta Ensenada, con inviernos húmedos y veranos secos y templados, permite obtener cultivos de una calidad sobresaliente. La región más conocida es el Valle de Guadalupe pero hay otros valles que también tienen extraordinaria producción, como Valle de Calafia, Valle de Santo Tomás y Valle de San Antonio de las Minas. En esta región se cultiva un gran número de cepas, pero las principales son Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Merlot y Tempranillo. Muchas de las casas más importantes de México están aquí, como Monte Xanic, LA Cetto y Pedro Domecq. (2)

Coahuila: con un clima muy caluroso y de precipitaciones medias anuales, el cultivo de cepas en este estado es muy propicio para algunas en particular como Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Tempranillo. (2) De hecho, el mejor cabernet sauvignon del mundo para el 2020, según el Concours Internacional des Cabernet es el Cabernet Sauvignon Gran Reserva 2013 de Don Leo, de Parras, Coahuila. Ganó este premio de entre vinos de 25 países y 270 etiquetas de renombre internacional. Don Leo es una bodega familiar que empezó su producción hasta el año 2000, con una sola hectárea y 3 varietales, se ha consolidado como una de las casas más destacadas a nivel internacional, y ahora cuenta con 70 hectáreas y 9 varietales. Un verdadero ejemplo de trabajo y éxito mexicano. (4)

Uvas en México

De entre todas las uvas que se dan en México, algunas son más destacadas que otras por su facilidad para cultivarse y calidad resultante, a continuación una breve reseña de las principales.

Cabernet Sauvignon: rica en taninos y fragancia, es una de las de mayor calidad en fama en todo el mundo. Producida principalmente en la zona de Burdeos, en Francia, es de las uvas que mayor tiempo requiere para dar lo mejor de sí. En México se da muy bien también dado el clima cálido de sus zonas vitivinícolas. Es la que usan la mayoría de las casas mexicanas para sus vinos estrellas. (3) Este Cuatro Soles es 100% Cabernet Sauvignon, de Aguascalientes, para que pruebes la uva y la región.

Chardonnay: Es una uva muy resistente y fácil de plantar, producida principalmente en Borgoña y Champagne. De las consentidas de los productores mexicanos y de las más extendidas por todo el mundo. El vino resultante es afrutado y de buena calidad. Ideal para fermentación y crianza en barricas de roble. (3) Este Blanco Ruby de La Redonda es una mezcla de uvas Trebbiano, Viuda, Moscatel y Chardonnay, de Querétaro, para que te des una idea de la uva y la región.

Merlot: procedente de la región de Burdeos, en Francia, y es de las más comunes en todo el mundo, después de cabernet sauvignon. De olor característico, entre grosella, moras y cassis, es también de los consentidos del consumidor mexicano. Se adaptó de manera extraordinaria al clima del Valle de Guadalupe y es una de las uvas características de la región. (3) Este ST Merlot Santo Tomás es 100% Merlot de Baja California, para que pruebes la uva y la región.

Tempranillo: originaria de España, en México se ha adaptado maravillosamente y genera vinos corpulentos y llenos de aromas fuertes. Aunque suelen ser vinos jóvenes, no se descarta su crianza. Su color característico es rubí claro. (3)

Datos curiosos del vino

Dato curioso 1- Para que una planta nueva dé uvas propicias para la producción del vino, se debe cosechar por mínimo 5 años, idealmente 10. Antes de ese tiempo, el vino resultante sería de muy pobre calidad.

Dato curioso 2- Las barricas donde se añejan los vinos en México son americanas o francesas y cuestan alrededor de $1,200 dólares cada una. Se usan un máximo de 4 veces, siendo la primera y la segunda las únicas dos que realmente aportan sabor; la tercera será apenas perceptible, y la cuarta sería meramente para almacenar el vino, sin aportar nada al sabor del mismo.

Aventúrate al maravilloso mundo de los vinos mexicanos, tenemos una gran variedad e inmensa calidad (no lo digo yo, lo dice el Concours Internacional des Cabernet, como verás). No es necesario comprar vinos franceses ni españoles, ni gastarse una fortuna en cada uno. La cosa es probar e ir tomando nota de cuáles son los que más te gustan y los que no. De todas formas, cualquiera que decidas probar, recuerda hacerlo con moderación.

Si tienes alguna pregunta al respecto, puedes escribirme a [email protected] y con gusto intentaré responderla.

Puedes consultar las fuentes en las que me basé aquí:

  1. 1- Terravid - Historia del Vino en México
  2. 2- El Heraldo - Las 7 regiones vitivinícolas de México
  3. 3- Arturo Bodenstedt, Guía de Vinos Mexicanos 11a edición, México, artboden, 2018
  4. 4- Vinetur - El mejor Cabernet Sauvignon del mundo es mexicano

Javier Miranda

Editor digital MundoY y enólogo aficionado

Publicado el miércoles 2 dic. 2020