Cómo se usa la copa menstrual

Cómo se usa la copa menstrual

Los tampones y las toallas femeninas

Los tampones y las toallas femeninas

Uno de los principales problemas de contaminación en la actualidad son los productos desechables. Desde botellas de plástico, bolsas y vasos, hasta envases, latas y mil productos que seguido terminan en calles, coladeras, y eventualmente ríos y mares del mundo. Desafortunadamente, las toallas femeninas y tampones también son parte de este problema. Dada la cantidad que una mujer requiere al mes, es posible que, en toda su vida, use entre 8,000 y 17,000(1). Y si bien no es algo que se pueda evitar del todo, ahora sí hay una solución cómoda, práctica y totalmente eco-responsable: la copa menstrual.

¿Qué es la copa menstrual?

¿Qué es la copa menstrual?

La copa menstrual es, como su nombre lo dice, una pequeña copa, hecha de silicona 100% quirúrgica, que se inserta en la parte baja del canal vaginal. Su función, en lugar de absorber, como las toallas femeninas o tampones, es recolectar el flujo menstrual. Posteriormente, la copa se vacía, se lava, se desinfecta y se reutiliza. Esto tiene varias ventajas: la primera y más obvia, es el hecho de que dejas de generar tantos desechos: una copa menstrual bien usada puede durar hasta 10 años, lo que significa que te ahorras a ti y al mundo unas 1,800 toallas o 1,600 tampones (2). Esto representa también un ahorro económico importante. Y lo segundo es que, como es libre de químicos, desodorantes y perfumes, es más amigable con tu cuerpo, sobre todo en partes tan sensibles. El precio de una copa menstrual ronda los $600 a $900. La copa que te ofrecemos en YEMA, certificada por COFEPRIS, FDA, ISO, CE y SGS, cuesta sólo $650.

¿Cómo se usa la copa menstrual?

¿Cómo se usa la copa menstrual?

El uso de la copa menstrual es sumamente sencillo. Sigue estos pasos y verás que la amarás en menos de lo que te das cuenta:

  1. 1.Con las manos limpias, dobla la copa a la mitad.
  2. 2.En una posición que estés cómoda, inserta la copa bien doblada en tu vagina, con cuidado de no lastimarte.
  3. 3.Una vez adentro, suelta el doblez para que se expanda y abarque toda la salida.
  4. 4.Con un dedo, comprueba que no queden espacios a los lados. Bien puesta debería impedir la salida de olores y fluidos.
  5. 5.Para retirarla, de igual manera, ponte en una posición que estés cómoda, y con las manos limpias, tira del extremo externo con cuidado de no derramar el contenido. Apóyate de tus músculos abdominales para empujarla hacia abajo. Luego vacíalo en el escusado.
  6. 6.Para lavarla, después de darle una buena enjuagada, puedes meterla en una olla pequeña y ponerla a hervir durante 5 minutos. O también puedes meterla en el micro, dentro de su estuche de silicona, y ponle 3 minutos. Guárdala de nuevo en su estuche y estará lista para la siguiente vez que la necesites.
Ventajas y tips de usar la copa menstrual

Ventajas y tips de usar la copa menstrual

Otra de las ventajas de usar este maravilloso producto es que, en lugar de cambiarlo cada pocas horas, la puedes dejar en su lugar hasta por 12 horas(3). Esto te da mayor libertad de realizar actividades sin tener que preocuparte por ella. De igual manera, se puede dormir con la copa puesta, y realizar cualquier tipo de actividad física, como pilates, box, yoga o cualquiera que sea tu deporte favorito.

¿Hay copas menstruales de diferentes tamaños?

¿Hay copas menstruales de diferentes tamaños?

Sí, en YEMA vendemos de dos diferentes tamaños:

Tamaño A: Recomendado para mujeres menores de 30 años o que no han tenido parto.

Tamaño B: Recomendado para mujeres mayores de 30 años o que han tenido parto.

Diane Gerard

Category Manager de Cuidado Personal en YEMA

Publicado el martes 16 mar. 2021