Cómo lograr que 5 propósitos de año nuevo se conviertan en metas cumplidas

Cómo lograr que 5 propósitos de año nuevo se conviertan en metas cumplidas

Como cada año nuevo, todos comenzamos con la mejor actitud y con grandes metas para llevar un estilo de vida más saludable. Hacer ejercicio, comer mejor, tomar más agua, etc. Sin embargo, a finales de cada año nos damos cuenta de que muchos de estos objetivos no se cumplieron. Esto es porque a veces nos establecemos metas difíciles de alcanzar y  poco realistas. Queremos cambiar o mejorar todos los hábitos a la vez y les perdemos seguimiento o continuidad.

No es la excepción cuando hablamos de llevar una mejor alimentación. Es por eso que este año queremos ayudarte a hacer las cosas diferente, echándote la mano con una guía básica de para llevar un día a día lleno de bienestar, lejos de  las clásicas recomendaciones que suelen quedar en el aire: 

Propósito número 1:  “Comer mejor”.

Propósito número 1:  “Comer mejor”.

 Esto resulta ser bastante subjetivo, ya que la alimentación es algo mucho más complejo que comer “bien” o “mal”. Por lo que si lo que buscas es que tus hábitos mejoren alrededor

de la alimentación te recomiendo:

A) No catalogues la comida, sino enfócate en tu alimentación como un todo.

B) Incluye en todas tus comidas y en colaciones, el grupo de alimentos

de verduras y frutas. Busca varearlos lo más posible, juega con sus preparaciones,

presentaciones, colores y texturas. 

C) Evita alimentos ultra procesados o con muchos aditivos (que suelen ser

mayormente comidas rápidas, enlatados, etc.). Parte de esto es detenerse unos segunditos para leer las etiquetas y elegir mejores productos. 

D) Da prioridad a tus comidas en tu tiempo libre, organizando correctamente tus compras y la preparación de alimentos para que sea más sencillo tener un orden. 

E) Hay que recordar que todo en la vida debe tener equilibrio. Aprender a

comer no significa que debes eliminar y/o satanizar alimentos o grupos de

alimentos, especialmente si te encantan. Parte de la vida son las comidas

fuera de tu rutina diaria, y eso está bien.

Propósito número 2: “Hacer ejercicio”.

Propósito número 2: “Hacer ejercicio”.

Debemos reconocer que es de los más complicados de mantener y cumplir. Es importante cambiar la perspectiva del ejercicio, ya que se relaciona principalmente a la pérdida o

control de peso. ¿Y esto es suficiente? Bueno, aquí te dejo otros motivos para hacer

ejercicio: apoyo para tu salud mental por la liberación de neurotransmisores

que nos hacen sentir bien, mantiene tu sistema inmunológico en su punto más

alto, favorece la salud intestinal,ayuda a dormir mejor, entre otros beneficios. Por lo que te aconsejo lo siguiente:

A) Elige el ejercicio que más te guste. Entre más lo disfrutes, mejor. Si tienes

objetivos específicos, platícalo con expertos.

B) Si apenas comienzas, establece objetivos realistas con tus tiempos y

espacios, sin olvidar que tu cuerpo se sienta cómodo con la actividad que

realices.

C) Recuerda que también a lo largo del día solemos tener conductas

sedentarias, por lo que te recomiendo establecer alarmas o recordatorios

para moverte.

D) En tu día a día, busca formas de moverte, literalmente. Usa las escaleras,

ve de un lugar a otro a pie o muévete como ocio o distracción.

Propósito número 3: “Tomar más agua”.

Propósito número 3: “Tomar más agua”.

Seguramente todos alguna vez nos hemos puesto como objetivo tomar más

agua. En ocasiones es complicado porque se nos olvida, no es fácil el acceso

al agua simple o no estamos acostumbrados a la falta de sabor. Por lo que,

puedes intentar lo siguiente:

A) Compra un termo de tu agrado con capacidad de al menos 1 L y

llévalo contigo. Contaminas menos y así podrás medir tu hidratación

durante el día.

B) Establece recordatorios o alarmas por si olvidas tomar agua.

C) Si no eres fanático del agua simple, puedes complementar tu consumo de agua simple con aguas de jamaica, limón, hierbabuena, pepino, infusiones o tés. De preferencia sin azúcar.

Propósito número 4: “Dormir y descansar mejor”.

No es muy común establecer esta meta pero no es ningún secreto que es súper

importante el sueño y el descanso. Mis sugerencias son: 

A) Organiza y limita tus horas laborales. A partir de la pandemia ha habido una creciente pérdida de organización durante el día por la facilidad de tiempos frente a la pantalla. Perdemos la noción del tiempo y solemos exceder nuestros horarios laborales. 

B) Reconsidera como nueva meta la importancia que tiene tu descanso, ya que es

parte fundamental para que todas las metas anteriormente las cumplas con

mayor energía y ánimo. 

C) Una clásica, pero inolvidable. Recuerda dormir entre 7 y 8 horas al día y procurar un

descanso profundo.

Propósito número 5: “Haz una prioridad tu salud física y mental”.

Finalmente, me gustaría compartirte una nueva meta este año, probablemente la más importante de las 5.  No olvides darle prioridad a tu salud mental y a tu salud física. Te recomiendo: 

A) Cambia tu mentalidad alrededor de los cambios que quieras lograr sin enfocarte en números o tallas. Enfócate en sentirte bien y cómodo contigo [email protected]

B) Recuerda ser muy paciente, [email protected] y perseverante en el proceso. Estás haciendo lo mejor que puedes con lo que tienes.

En YEMA queremos acercarte a un estilo de vida de bienestar 360, con productos mejores para ti y el planeta, sin que tengas que hacer un sacrificio económico y facilitandote en tiempo y forma el hacer tu súper. ¡Vamos a devorarnos este 2022!