10 cosas que debes saber sobre las nuevas etiquetas negras en los alimentos

Publicado

Redactado por el equipo de desarrollo de alimentos de YEMA conformado por nutriólogos, ingenieros en alimentos y compradores en la industria


¿Has notado que ahora varios productos tienen sellos negros en sus envases? Y si aún no lo has notado, muy pronto te darás cuenta, pues a partir del 1ero de octubre del 2020 entrará en vigor la nueva norma de etiquetado (actualización de la Norma Oficial Mexicana -051 o NOM-051).

A partir del 1ero de diciembre de 2020 la autoridad podrá imponer sanciones a aquellas empresas que no cumplan con los lineamientos de la primera etapa (sellos y leyendas) y no será sino hasta el 1ero de abril de 2021 que se deberá dar cumplimiento al resto de los cambios incluidos en la reforma.

Lamentablemente, en México 70% de las personas padecen sobrepeso y una tercera parte de las personas con sobrepeso también sufren de obesidad, calificando a nuestro país en el 2do lugar en obesidad adulta y en 1er lugar en obesidad infantil a nivel mundial. Esta enfermedad está totalmente relacionada con la diabetes y enfermedades cardiovasculares, dos de las principales causas de muerte a nivel mundial. México también es el país en el que más comida chatarra se consume así que con más información en el etiquetado, se espera que los consumidores puedan tomar mejores decisiones de consumo.

Según expertos de la industria, entre el 70% y el 80% de los alimentos tendrán algún sello negro de advertencia, considerando entre 15,000 y 60,000 productos alimenticios por tienda. Así que podrá ser un poco confuso saber cómo adaptar tus hábitos de consumo.

En YEMA le hemos dedicado mucha investigación y varias entrevistas con expertos, para no solo rediseñar nuestras propias etiquetas, sino también para promover un mejor entendimiento para todos los que se ven impactados. ¡Te contamos absolutamente todo!

1.Ya NO se usarán los sellos frontales actuales (GDA)

Durante los últimos años, se ponían en los envases de los productos sellos frontales llamados Guía Diaria de Alimentación (GDA). Éstos señalaban el porcentaje de ciertos nutrimentos presentes en una porción del producto en base a una dieta diaria de 2,000 calorías.

Ya NO se pondrán los sellos de GDA en los alimentos por varias razones:

  • No siguen las recomendaciones o rangos nutrimentales de salud de organismos internacionales como la OMS o UNICEF e institutos de salud pública
  • Es difícil interpretar si los porcentajes presentados eran altos o bajos (por ej. si la porción es 15% de azúcar del consumo sugerido diario, ¿es mucho o poco?)
  • No se puede comparar entre productos dado que el tamaño de la porción de los productos varía
  • Puede pasar que la porción sea más chica que la del empaque para que el producto parezca más saludable
  • No se indican los azúcares añadidos

2. Se implementarán 5 sellos de advertencia para calorías, sodio, grasas trans, grasas saturadas y azúcares, y 2 leyendas precautorias para cafeína y edulcorantes

5 nuevos sellos de advertencia

Llegó el momento de la verdad, los tan famosos octágonos negros que empiezan a aparecer en los productos y que muy pronto los verás en todas partes. Estos sellos a diferencia de los GDA, buscan ser sellos de advertencia. Es por eso que son mucho más llamativos y fáciles de entender.

¿Y qué es lo que advierten estas etiquetas? Justamente los excesos de nutrimentos que pueden ser dañinos para la salud en un alto consumo:

  • Azúcares libres: se refiere a los azúcares que no están presentes en alimentos sino que se agregan como azúcar refinada, miel, jarabes y jugos de frutas; un consumo excesivo de azúcares puede aumentar el riesgo de padecer sobrepeso u obesidad, diabetes, hígado graso, trastornos gastrointestinales, y enfermedades del corazón.

  • Sodio: la sal de mesa está compuesta por 40% sodio; nuestro cuerpo necesita sodio para funcionar correctamente, sobretodo nuestros músculos y nervios. Sin embargo, niveles excesivos de sodio retiene líquidos y aumentan el riesgo de tener una presión arterial alta, presentar problemas renales y enfermedades del corazón.

  • Grasas saturadas: son un tipo de grasa alimenticia que a temperatura ambiente son sólidas, la mayoría son de origen animal (tocino, mantequilla, carnes rojas y blancas, lácteos y embutidos) pero también se encuentran en algunos productos de origen vegetal, como el aceite de coco. Un exceso de éstas puede aumentar el riesgo de enfermedades del corazón y provocar un aumento de peso.

  • Grasas trans: se obtienen de manera industrial al convertir un aceite líquido en grasa sólida (proceso llamado hidrogenación), principalmente para ahorrar costos. Se suelen encontrar en alimentos fritos y empanizados, en aceites vegetales parcialmente hidrogenados, en la manteca o en la margarina, y por ende en mucha pastelería. De todas las grasas, la grasa trans es la peor para la salud. Desde muy pequeñas cantidades, aumentan el colesterol LDL (malo) y los triglicéridos, y bajan el colesterol HDL (bueno), lo que incrementa el riesgo de sufrir una enfermedad cardiaca o accidentes cerebrovasculares. Muchos países las están prohibiendo, así que presta mucha atención a un sello de advertencia de grasas trans.

  • Calorías: aportan al organismo la energía necesaria para desarrollar nuestras actividades diarias, sin embargo, un exceso de calorías produce un aumento de grasa corporal (sobrepeso o obesidad), y esto aumenta el riesgo de padecer diabetes, enfermedades del corazón, cáncer y trastornos gastrointestinales.

Para empaques chicos en los cuales no caben los sellos, solamente se usará un solo octágono negro que indicará el número de sellos de advertencia que corresponde al producto, del 1 al 5. Por ejemplo, si a un producto le corresponden 2 sellos (exceso de sodio y exceso de azúcares) tendrá un sello con el número 2.

2 nuevas leyendas precautorias

También te podrás encontrar con 2 leyendas precautorias en los productos:

  • Cafeína añadida (un paquete de café molido no tendrá esta leyenda, pero una bebida a la cual se le agrega cafeína sí)
  • Presencia de edulcorantes (naturales o artificiales, calóricos o no calóricos, por ej: stevia, fruta del monje, eritritol, maltitol y sucralosa)

Éstas leyendas están principalmente enfocadas en evitar el consumo en niños.

3. Los excesos se definirán según una cantidad establecida de 100g o 100ml

Cada sello advierte de un exceso con base en cantidades de ciertos ingredientes encontrados en 100g o 100ml de los alimentos, definiendo una proporción a no rebasar para no estar considerado en exceso. Para cada producto en el que se haya añadido azúcar, grasa o sodio, se evalúa si rebasa o no esta proporción.

Durante la primera fase que inicia el 1 de octubre de 2020 hasta el 30 septiembre de 2023, las cantidades para definir si hay sello o no son los encuentras en la tabla que se presenta a tu derecha. (--->)

Cualquier alimento que exceda el porcentaje de nutrimentos críticos tendrá sellos, sin importar la magnitud del exceso. En México se manejarán los rangos más estrictos de toda Latinoamérica. A partir del 1ero de octubre de 2023 estos porcentajes se harán aún más estrictos y veremos más productos con sellos negros frontales en sus envases.

4. Sólo se evaluarán los productos a los cuales se les agregaron sodio, grasa o azúcar

Se evalúan las cantidades de azúcares libres, grasas, sodio, y calorías solamente si se agregó al alimento azúcares libres, grasas o sodio.

  • Si se agregan azúcares libres, se deberán evaluar azúcares y calorías
  • Si se agregan grasas, se deberán evaluar grasas saturadas, grasas trans y calorías
  • Si se agrega sodio, se deberá evaluar sodio

Por lo tanto, la nueva norma no requiere que se mida siempre el contenido total de calorías, azúcares, grasas saturadas, o sodio; un alimento puede estar alto en azúcares, grasas o sodio, pero no haber un sello de advertencia en su envase.

Veamos el ejemplo de un Trail Mix , que es una mezcla de nueces.

  • Si no se le agrega sal, azúcar o una grasa, por más que las nueces contengan grasa saturada por naturaleza, este producto no tendrá sellos.
  • Si se le agrega sal: evaluar la cantidad de sodio según los rangos (considerando todo el sodio, incluido el sodio natural de las nueces si hay).
  • Si se le agregan nueces fritas en aceite: evaluar tanto las calorías totales como la cantidad de grasas saturadas y de grasa trans (considerando todas las grasas saturadas, incluido la grasa saturada natural de las nueces).
  • Si se le agrega chocolate, como el chocolate contiene azúcar refinado (considerado un azúcar libre) y manteca de cacao (considerada una grasa): evaluar las cantidades de calorías, azúcares añadidos, grasas saturadas (incluyendo las grasas de las nueces) y grasas trans.

Dicho de una manera más simple: cualquier alimento al que no se le agrega azúcar, grasa o sal, no debería llevar sello, por más que sus ingredientes tengan naturalmente azúcar, grasa o sodio.

5. Los alimentos de un sólo ingrediente no llevarán sellos

Aunque puedan ser 100% azúcar, grasa o sodio, los alimentos que contienen un sólo ingrediente no llevarán sellos; miel de agave, aceite de oliva, o sal de mesa son ejemplos de productos que no estarían evaluados para sellos.

6. La tabla nutrimental será por 100g en vez de ser por porción, y mostrará el detalle de azúcares añadidos y de grasas trans

A pesar de que los sellos negros se llevan toda la fama de la nueva NOM 051 de la Ley General de Salud, otro cambio significativo es la nueva tabla nutrimental, la cual se encuentra en la parte trasera del envase.

Actualmente declara la cantidad de nutrimentos que tiene un alimento o una bebida por porción. La desventaja es que no se puede hacer una comparación entre productos ya que pueden presentar diferentes porciones.

Las novedades en las declaraciones nutrimentales son las siguientes:

  • Todas las etiquetas estarán basadas en porciones de 100 g o 100 ml, así como por el contenido total del envase. Adicionalmente se puede seguir declarando por porción.
  • Se muestran los azúcares añadidos. Ahora los azúcares se van a separar en azúcares totales y azúcares añadidos (los agregados durante el proceso de fabricación). Éstos últimos suelen ser mucho menos saludables debido a que no forman parte de la naturaleza del producto.
  • Se mostrará la grasa saturada, y adicionalmente la grasa trans, la cual está demostrado tiene impactos adversos en salud desde muy pequeñas cantidades.

7. Las tablas por 100 g o 100 ml sólo ayudan a comparar entre productos, como si fueran porcentajes, NO son una porción, NO indican que solo hay exceso si se consumen los 100g o 100ml

Hemos escuchado mucho “pero no me voy a comer 100 g de palomitas”. La declaración de la información nutrimental por 100 g o 100 ml no significa que esa sea la porción que realmente nos estamos comiendo. Los sellos de advertencia se evalúan según el porcentaje de azúcar, sodio y grasa que se encuentra en un producto. Si hay 20 g de azúcar en 100 g de pastel, independiente del tamaño de la rebanada que me como, siempre tendrá 20% de azúcar.

Las tablas por 100 g y 100 ml deberían ser un alivio para los que no somos tan buenos con las matemáticas. Por ejemplo, podemos fácilmente comparar un jugo con un refresco porque ambos declaran sus nutrimentos por 100 ml, o comparar un paquete de galletas con una bolsa de chips porque ambos declaran por 100 g.

8. Adiós al osito del pan y al tigre de las frituras

Sí, aunque no lo creas, todas esas figuras icónicas que han aparecido en los productos más comerciales durante años ya no lo estarán más. Al menos muchas de las más famosas son las que les diremos adiós.

Con la finalidad de proteger las elecciones de los niños, los productos con uno o más sellos de advertencia o leyendas precautorias, no podrán incluir en su etiqueta personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, ni elementos interactivos.

Ésta junto con las leyendas precautorias sobre el contenido de edulcorantes y cafeína, son medidas que priorizan la salud de los niños. Vale la pena aclarar que sólo los productos que no tengan sellos o leyendas precautorias podrán utilizar este tipo de personajes en los envases de sus productos.

9. Ya no se podrán colocar avales de asociaciones si el producto tiene al menos un sello de advertencia

Cuando un producto contenga uno o más sellos de advertencia, ya no se podrán colocar avales de asociaciones médicas, organizaciones y asociaciones profesionales recomendando o reconociendo el producto.

Se puede contar con aval siempre y cuando, no contengan sellos de advertencia y presenten la documentación apropiada que soporte con evidencia científica el perfil nutrimental del producto. Así, cuando te encuentres un producto que tenga algún aval de alguna asociación, sabes que es un producto totalmente honesto.

10. No más declaraciones saludables en productos con sello de advertencia

Seguramente te has encontrado con productos que tienen alguna frase que busca avalar un producto. Por ejemplo alguna bebida que se relaciona con la actividad física y que en su etiqueta dice contribuye a un adecuado desempeño físico.

Se llama una declaración saludable y según la FAO hace referencia a: "cualquier representación que declara, sugiere o implica que existe una relación entre un alimento, o un constituyente de dicho alimento, y la salud."

Otro de los objetivos de la NOM 051 es evitar percepciones erróneas en las etiquetas. Así que la cantidad del nutrimento o componente del alimento con beneficios deberá estar en las concentraciones adecuadas. Por ejemplo, no se podrá poner “bajo en calorías” si existe un sello de advertencia en calorías.

Para las declaraciones en cuanto a los demás nutrimentos, que no están evaluados para sellos (proteína, fibra, vitaminas, etc.), se seguirá respetando los valores de referencia de la Norma.

Nuestra última recomendación 👌

  1. No te asustes inmediatamente cuando veas un sello negro en un producto, sino que evalúalo también a la luz de otros factores: frecuencia de consumo, naturalidad de los ingredientes, presencia de otro nutrimentos beneficiosos (vitaminas, antioxidantes, etc.), productos que a tí te hacen bien, etc.
  2. Sigue revisando la tabla nutrimental. No porque un producto no tenga sello de advertencia significa que no tiene azúcares, grasa, o sodio en alta cantidad, dado que los puede tener de manera natural.
  3. Compara productos para tener una idea más clara. Aprovecha que es más fácil con las nuevas declaraciones nutricionales por 100g o 100ml.
  4. Recuerda que tu alimentación puede incluir alimentos que no tengan etiquetas. La comida callejera o la comida rápida, también pueden ser parte de tu dieta pero no tienen la información completa para informarte de potenciales excesos.
  5. No dejes de preguntar a los fabricantes de los productos. Estos cambios buscan una mayor transparencia, pero más allá de la obligación legal, hay muchísimas empresas que no dudarán en contarte todo y más sobre cada uno de sus productos. Se me ocurre una que empieza con Y y acaba con EMA.

Ya sabes que estamos más que abiertos para todas tus preguntas y nos puedes escribir a [email protected], donde con gusto te las resolveremos.

Para conocer la modificación de la NOM-051, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27/03/2020, consultar: MODIFICACIÓN a la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria, publicada el 5 de abril de 2010.

Otra fuente de información interesante sobre el etiquetado actual: